Podcasts de historia

Puerta de la ciudad, Empúries

Puerta de la ciudad, Empúries


¿Cuál es el significado de la puerta de una ciudad en la Biblia?

Además de ser parte de la protección de una ciudad contra los invasores, las puertas de la ciudad eran lugares de actividad central en los tiempos bíblicos. Fue en las puertas de la ciudad donde se realizaron importantes transacciones comerciales, se convocó al tribunal y se anunciaron anuncios públicos. En consecuencia, es natural que la Biblia hable con frecuencia de "sentarse a la puerta" o de las actividades que tuvieron lugar en la puerta. En Proverbios 1, la sabiduría está personificada: “A la cabeza de las calles ruidosas ella grita, en las puertas de la ciudad da su discurso” (versículo 21). Para difundir sus palabras al máximo número de personas, Wisdom tomó las puertas.

La primera mención de la puerta de una ciudad se encuentra en Génesis 19: 1. Fue en la puerta de Sodoma donde Lot, el sobrino de Abraham, saludó a los visitantes angelicales de su ciudad. Lot estaba allí con otros líderes de la ciudad, ya sea discutiendo los problemas del día o participando en importantes asuntos cívicos.

En la Ley de Moisés, se les dijo a los padres de un hijo rebelde que lo llevaran a la puerta de la ciudad, donde los ancianos examinarían la evidencia y emitirían juicios (Deuteronomio 21: 18-21). Esto afirma que la puerta de la ciudad fue fundamental para la acción comunitaria.

Otro ejemplo importante se encuentra en el libro de Rut. En Rut 4: 1-11, Booz reclamó oficialmente la posición de pariente redentor al reunirse con los ancianos de la ciudad a la puerta de Belén. Allí se resolvieron los asuntos legales relacionados con su matrimonio con Ruth.

Mientras Israel combatía a los filisteos, el sacerdote Elí esperaba en la puerta de la ciudad noticias sobre el arca y para saber cómo les iba a sus hijos en la batalla (1 Samuel 4:18).

Cuando el rey David gobernó Israel, se presentó ante sus tropas para dar instrucciones desde la puerta de la ciudad (2 Samuel 18: 1-5). Después de la muerte de su hijo Absalón, David se lamentó, pero finalmente regresó a la puerta de la ciudad junto con su pueblo (2 Samuel 19: 1-8). La aparición del rey en la puerta indicó que el duelo había terminado y el rey estaba una vez más ocupándose de los asuntos del gobierno.

La puerta de la ciudad también fue importante en otras culturas antiguas. Ester 2: 5-8 registra que algunos de los siervos del rey conspiraron en la puerta del rey para asesinarlo. Mardoqueo, un judío destacado en Persia, escuchó el complot y se lo comunicó a Ester, quien le dio la noticia al rey (Ester 2: 19-23). Los funcionarios de la corte persas fueron identificados como "a la puerta del rey" (3: 3).

Controlar las puertas de los enemigos era conquistar su ciudad. Parte de la bendición de Abraham del Señor fue la promesa de que "tu descendencia poseerá la puerta de sus enemigos" (Génesis 22:17).

Cuando Jesús prometió edificar Su Iglesia, dijo: “Las puertas del Hades no la vencerán” (Mateo 16:18). La comprensión de las implicaciones bíblicas de las "puertas" nos ayuda a interpretar las palabras de Jesús. Dado que una puerta era un lugar donde los gobernantes se reunían y se daban consejos, Jesús estaba diciendo que todos los planes malvados del mismo Satanás nunca derrotarían a la Iglesia.


Explora las antiguas ruinas de Empúries

Lo que queda de una de las primeras ciudades de España es suficiente para pintar la imagen de una próspera ciudad comercial con sus propios lugares de culto, fábricas de sal e irrigación, arte, palacios para los ricos y lo que habrían sido chozas de piedra para los pobres. Los comerciantes griegos navegaban por esta zona conocida hoy como Emp & # 250ries ​​ya en el siglo VII a. C. antes de que decidieran establecer un asentamiento un siglo más tarde y aprovechar al máximo sus vínculos comerciales con los habitantes nativos de la península.

Los griegos llamaron a su ciudad Emporium, que significa "mercado", y prosperó durante unos 300 años hasta la Segunda Guerra Púnica. Cuando el general romano Cneo Cornelio Escipión llegó al Emporio en barco con sus tropas que buscaban cortar el acceso por tierra a sus enemigos, los cartagineses, marcó el comienzo de un largo período de romanización en la Península Ibérica. En 195 a. C., los romanos estaban construyendo su propia ciudad junto al Emporio de los griegos. Cambiaron el nombre del sitio Emporiae, y durante aproximadamente 100 años estuvo ocupado hasta que los puertos más accesibles de Tarragona y Barcelona llevaron a los romanos a abandonarlo. Los habitantes romanos restantes se trasladaron un poco al norte y construyeron su pueblo de Sant Mart & # 237 d'Emp & # 237ries. Los pescadores de ese pueblo fundarían durante el siglo XVI L'Escala, hoy la ciudad más grande de la zona.

Con un poco de imaginación, Emporium y Emporiae cobran vida ante sus ojos con el telón de fondo del brillante Mediterráneo azul. Las pasarelas hacen que visitar las ruinas sea muy fácil, y los carteles bien colocados detallan en inglés y español exactamente para qué se utilizó cada espacio. Los sitios incluyen mosaicos en el piso, baños públicos, muros defensivos, templos y un anfiteatro. No se pierda el Museo de Arqueología de Cataluña en Emp & # 250ries, que exhibe objetos descubiertos durante las excavaciones y ofrece un vistazo a la vida griega y romana.


Asklepion en la ciudad griega (siglo II a. C.) con un molde de una estatua en el museo local que se conoce como el "Asclepio de Empúries", pero tal vez no retrata al dios griego

Asclepio, dios griego de la Medicina a quien se dedicó un famoso santuario en Epidauro, también fue muy apreciado por los romanos que le construyeron un templo en Isola Tiberina. El templo en Emporiae podría haber tenido instalaciones para tratamiento médico similares a las del Asklepion of Pergamum.
La concurrencia de inválidos a este templo fue casi sin número ni cesación. Allí pasaron la noche para invocar a la Deidad, quien comunicaba remedios, ya fuera en sueños o por boca de sus sacerdotes, quienes distribuían drogas y realizaban operaciones quirúrgicas.
James Dallaway - Constantinopla antigua y moderna con excursiones a las costas de las islas del archipiélago y a las Troas - 1797.


Símbolo de buena suerte junto a la puerta de la ciudad de Empúries (Emporiæ), Hispania romana.

Note la decoloración de todas las personas que lo tocan.

Por lo general, estos no son signos de buena suerte, tienden a ser marcadores que señalan el camino a los burdeles. Puedes verlos por toda Pompeya, particularmente en las mismas calles.

Claro, esa podría haber sido una de las implicaciones, pero ninguna es tan prominente en Pompeya, no que yo recuerde. En este caso, no tiene sentido poner uno en la puerta de la ciudad como señal del burdel, pero sí tiene sentido como portador de suerte para la comunidad. Esto es también lo que representan todos los innumerables amuletos fálicos, pequeñas esculturas, lámparas de aceite, etc.

En realidad, ese no es el caso, y casi todos los estudiosos creen ahora que el concepto de que esos símbolos fálicos se utilizan como anuncios eróticos es falso. Los guías turísticos locales afirman que lo es y todavía lo es, de ahí proviene la idea errónea. Cualquier búsqueda en Internet sobre el simbolismo fálico en Pompeya ahora señalará que es una asociación incorrecta, pero comúnmente creída, entre el falo y el burdel en Pompeya.

Ciertamente, en casi todos los demás asentamientos romanos, el símbolo del falo se ha asociado durante mucho tiempo con la buena suerte, la fertilidad masculina, la masculinidad y como símbolo de protección. El falo aparece a menudo en el arte romano, incluidas las joyas personales, y esto también se asocia como un amuleto de la suerte. La hipótesis del burdel se asoció casi de manera singular con Pompeya y, como mencioné, no se considera correcta.

La opinión académica actual es que son símbolos de la suerte y símbolos para protegerse del mal de ojo. Común fuera de los lugares de negocios y hogares.


Contenido

Hay evidencias de presencia humana en la zona desde tiempos prehistóricos y hay importantes ruinas ibéricas en las laderas cercanas. En el siglo IV a. C. fue una colonia griega de Marsella o Empúries, [ cita necesaria ] quizás el mencionado por Estrabón [3] [4] como Hēmeroskopeion (Griego: Ημεροσκοπείον) (que significa "atalaya"). Fue aliado de Roma durante las Guerras Púnicas, y más tarde fue absorbido por el Imperio Romano con el nombre de Dianium (en honor a su diosa Diana). En el siglo I a.C. Quinto Sertorio estableció aquí una base naval romana. [5]

En 636-696 d.C., durante el reino visigodo de Iberia, fue sede de un obispo de Toledo. Tras la conquista musulmana de Iberia y la disolución del Califato de Córdoba, Dénia (conocida como Dāniyah o دانية en árabe que significa tierras bajas) se convirtió en la capital de un taifa reino que reinó sobre parte de la costa valenciana e Ibiza. Los esclavos musulmanes eslavos, saqālibah, liderado por su líder Mujahid ibn Yusuf ibn Ali, que pudo aprovechar el progresivo desmoronamiento de la superestructura del Califato para hacerse con el control de la provincia de Dénia. Los Saqaliba consiguieron liberarse y gobernar la Taifa de Dénia que extendió su alcance hasta las islas de Mallorca y su capital Madinah Mayurqah [es]. La Saqaliba Taifa perdió su independencia en 1076, cuando fue capturada por Ahmad al-Muqtadir, señor de Zaragoza, bajo el cual permaneció hasta la invasión almorávide en 1091. Los árabes musulmanes originalmente construyeron la fortaleza del castillo, y los franceses, que ocuparon el ciudad durante cuatro años durante la Guerra de la Independencia, la reconstruyó a principios del siglo XIX.

La villa fue reconquistada por los cristianos en 1244. Esto provocó un declive de la ciudad, que quedó casi deshabitada tras el exilio de la mayor parte de la población musulmana. Posteriormente fue repoblada por el gobierno valenciano. Creado feudo en 1298, estuvo en manos de la familia de Sandoval a partir de 1431, aunque la propia ciudad fue devuelta a la corona aragonesa en 1455. Marquesado desde 1487, Dénia ganó numerosos privilegios gracias a Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, duque de Lerma. , favorito de Felipe III de España. Sufrió un nuevo período de decadencia tras el decreto de Expulsión de los Moriscos (1609), por el que 25.000 personas abandonaron el marquesado, dejando la economía local en un estado pésimo.

Durante la Guerra de Sucesión española Dénia fue asediada por 9.000 tropas francesas en junio de 1707, que derribaron varios tramos de las murallas de la ciudad utilizando cañones, pero sus ataques en julio fueron rechazados por la pequeña guarnición con gran pérdida de vidas de los atacantes resultando en el asedio que se levantó después de 27 días. Dénia, sin embargo, cayó ante las fuerzas francesas ese noviembre. En 1713 el Tratado de Utrecht reconoció al nieto de Luis XIV, Felipe, duque de Anjou, como Rey de España (como Felipe V), devolviendo Dénia al dominio español.

Fue readquirido por la corona española en 1803, tras lo cual Denia ganó un papel cada vez más importante como puerto comercial. Una comunidad de comerciantes de pasas ingleses vivió en Denia desde 1800 hasta la época de la Guerra Civil española a finales de la década de 1930.

Dénia alberga un gran castillo árabe en un peñasco rocoso que domina la ciudad. Fue construido en los siglos XI y XII y ofrece vistas al mar, la ciudad y sus alrededores. En el castillo se encuentra el Palau del Governador y su correspondiente museo.

Dénia también tiene la Museu Etnològic con más detalles sobre la historia y cultura de la ciudad.

Dénia tiene un clima mediterráneo (Köppen Csa), con inviernos suaves y veranos calurosos. La temperatura media del mes más frío (enero) es de 12,3 ° C (54,1 ° F), mientras que la media del mes más caluroso (agosto) es de 26,8 ° C (80,2 ° F). [6] La ciudad disfruta de más de 2800 horas de sol al año. [7]

Los datos climáticos de Dénia, España
Mes ene feb mar abr Mayo jun jul ago sep oct nov dic Año
Promedio alto ° C (° F) 17.2
(63.0)
18.1
(64.6)
19.7
(67.5)
21.6
(70.9)
24.6
(76.3)
27.9
(82.2)
30.9
(87.6)
31.6
(88.9)
28.9
(84.0)
25.0
(77.0)
20.7
(69.3)
17.8
(64.0)
23.7
(74.6)
Media diaria ° C (° F) 12.3
(54.1)
12.8
(55.0)
14.7
(58.5)
16.3
(61.3)
19.2
(66.6)
22.7
(72.9)
25.4
(77.7)
26.8
(80.2)
23.6
(74.5)
20.0
(68.0)
15.9
(60.6)
13.2
(55.8)
18.6
(65.4)
Promedio bajo ° C (° F) 7.4
(45.3)
7.6
(45.7)
9.7
(49.5)
11.0
(51.8)
13.8
(56.8)
17.5
(63.5)
20.0
(68.0)
22.1
(71.8)
18.3
(64.9)
15.1
(59.2)
11.1
(52.0)
8.5
(47.3)
13.5
(56.3)
Precipitación media mm (pulgadas) 37
(1.5)
56
(2.2)
48
(1.9)
31
(1.2)
35
(1.4)
24
(0.9)
7
(0.3)
18
(0.7)
66
(2.6)
87
(3.4)
84
(3.3)
98
(3.9)
591
(23.3)
Fuente: weather-data.org [6]

El ferry a Ibiza y las demás Islas Baleares sale todos los días. Hasta 2005, la ciudad también sirvió como terminal norte de una línea ferroviaria de 1000 mm (3 pies 3 + 3 ⁄ 8 pulgadas) de ancho que atravesaba las montañas de Alicante (popularmente conocida como Limón Express), operada por FGV. Este no era un ferrocarril turístico específico, proporcionaba transporte durante todo el año y estaba orientado al uso de pasajeros. Se han hecho esfuerzos para reabrir la línea, hasta ahora sin éxito. [ cita necesaria ]

El festival de las hogueras se celebra cada mes de marzo. Enormes estatuas de papel maché llamadas fallas se instalan en toda la ciudad y luego se incendian.

los Bous a la Mar (que significa "Toros en el mar") se lleva a cabo en julio. Lo más destacado de este festival de una semana es ver a los toros correr por la calle principal. Marqués de Campo, solo para ser perseguido hasta el mar Mediterráneo por aquellos lo suficientemente atrevidos como para entrar en una plaza de toros improvisada con ellos.

Desde 1974 ha sido la casa del pintor y escultor Joan Castejón. El pueblo lo honró como Hijo Adoptivo de Dénia en 1999.

El equipo de fútbol local de Dénia se llama Club Deportivo Dénia y juega en la Tercera División de España.


Contenido

Historia temprana Editar

Se disputan los orígenes de Roses (griego: Rhode). Una teoría popular sostiene que fue fundada en el siglo VIII a. C. por colonos griegos de Rodas.

Parece más probable que fuera fundada en el siglo V a. C. por griegos de Massalia (Marsella), quizás con una mezcla de colonos de la vecina Emporion (actual Empúries). Aún se pueden ver restos del asentamiento griego.

Los restos de la época romana se remontan al siglo II a.C. y continúan hasta bien entrada la época cristiana con una iglesia y necrópolis paleocristianas. Tras la caída del poder romano, la villa parece abandonada, pero en el cercano Puig Rom se ha excavado un asentamiento fortificado de época visigoda.

La villa medieval creció alrededor del monasterio de Santa María de Roses (mencionado desde 944). Compartían su jurisdicción los abades de Santa María de Roses y los condes de Empúries. En 1402 el condado de Empúries se incorporó a la Corona de Aragón y Roses adquirió el derecho a organizar su propio gobierno y economía municipal.

Fortificación Editar

En las primeras décadas del siglo XVI, Roses sufrió repetidos ataques por parte de corsarios del norte de África. Para contrarrestar la amenaza, Carlos V ordenó la construcción de extensas fortificaciones en 1543. A pesar de las precauciones, un escuadrón naval liderado por el almirante turco Barbarroja atacó y saqueó la ciudad algunos meses después. Después de revisiones sustanciales, las fortificaciones se completaron en 1553, bajo el mando del hijo de Carlos, Felipe II. Toda la ciudad medieval estaba rodeada por una muralla pentagonal bastionada (ilustración, a continuación).

El sistema defensivo se complementó con el Castell de la Trinitat, unos 2,5 km al este. La ciudad recibió una guarnición militar permanente, que cambió profundamente su carácter. Para minimizar las fricciones entre la ciudadanía y los soldados, se construyeron cuarteles, pero no se impidió el movimiento paulatino de parte de la población hacia el exterior de las murallas, donde ahora se encuentra la moderna ciudad de Roses.

En los siglos siguientes, las fortificaciones se sometieron a duras pruebas. En 1645, durante la Revuelta Catalana, las tropas francesas sitiaron Roses y la capturaron. El Tratado de los Pirineos (1659) devolvió la ciudad a España.

En 1693, durante la Guerra de la Gran Alianza, los franceses volvieron a tomar la ciudad. Esta vez la ocupación francesa duró hasta la Paz de Ryswick en 1697. En 1712, durante la Guerra de Sucesión española, las tropas austriacas intentaron tomar la ciudad, pero fueron expulsadas. En 1719, durante la Guerra de la Cuádruple Alianza, los franceses atacaron nuevamente, pero no lograron tomar Roses.

Después de un largo período de relativa calma, las Guerras de la Revolución Francesa marcaron el comienzo de una nueva ronda de hostilidades. En 1793, el gobierno revolucionario francés declaró la guerra a España. Al principio, los ejércitos españoles se afianzaron en Francia, pero en 1794 los ejércitos revolucionarios invadieron Cataluña. El asedio de Roses duró desde el 28 de noviembre de 1794 hasta el 3 de febrero de 1795, cuando la guarnición fue evacuada de forma segura por un escuadrón naval español, a excepción de 300 soldados. La ciudad se rindió a Francia, pero la guerra entre Francia y España terminó con la Paz de Basilea firmada en julio de 1795. La ciudad rápidamente volvió al control español.

En 1808, el emperador Napoleón I de Francia obligó al rey Carlos IV de España y a su hijo Fernando a abdicar e instaló a su hermano, José Bonaparte en el trono. Cuando el pueblo español se rebeló contra este comportamiento prepotente, los ejércitos franceses invadieron nuevamente el país en la Guerra de la Independencia. El cuarto y último asedio de Roses se produjo en 1808. Durante la operación, el capitán de la Royal Navy escocesa, Thomas Cochrane, ayudó a los españoles poniendo a sus hombres en Castell de la Trinitat para ayudar a defender la ciudad. El escocés se quedó hasta que la ciudadela y la ciudad se rindieron, antes de evacuarse él y sus hombres. En 1814, cuando los franceses derrotados se retiraron de España, volaron las fortificaciones de la ciudad junto con el Castell de la Trinitat. En este momento, la antigua ciudad, llamada el Ciutadella, estaba completamente arruinado. Mientras tanto, hacia el este, la ciudad moderna continuó creciendo lentamente.

Edad contemporánea Editar

En 1879, Roses sufrió una devastadora crisis económica por la filoxera, una plaga de la vid, que destruyó la industria vitivinícola de la localidad. Parte de la población se trasladó a Barcelona o emigró a Estados Unidos.

En el siglo XX, especialmente en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, Roses se benefició del crecimiento del turismo.

En las últimas décadas se han realizado importantes excavaciones en el interior de los muros del Ciutadella concerniente no solo a los restos griegos y romanos, sino a parte de la ciudad medieval y sus murallas. En la década de 1990, se llevaron a cabo extensos trabajos de restauración en las paredes del Ciutadella, y en 2004 se abrió un museo en su interior. Una controvertida restauración del Castell de Trinitat se completó formalmente en 2010.

Roses fue el hogar de El Bulli, uno de los mejores y más famosos restaurantes del mundo, desde 1961 hasta su cierre en julio de 2011. El Bulli tenía tres estrellas Michelin desde 1997 y fue calificado como el mejor restaurante del mundo durante cuatro años consecutivos desde 2005 por Revista Restaurante. [5]

El monasterio de Santa María de Roses se menciona en un documento del año 944. Alrededor del monasterio creció la villa medieval de Roses, cuya jurisdicción compartían los abades de Santa María de Roses y los condes de Empúries.

Como Rotdon, fue un obispado sufragáneo de la Arquidiócesis Católica Romana Metropolitana de Tarragona, pero se desvaneció.

Ver título Editar

La diócesis fue restaurada nominalmente en 1969 como obispado titular católico latino.

Ha tenido los siguientes titulares casi consecutivos, del rango episcopal apropiado (más bajo):

  • William Tibertus McCarty, Redentoristas (C.SS.R.) (1969.09.11 - 1971.01.13)
  • Francis Lenny (1974.05.03 - 1978.07.16)
  • Laurence Forristal (03/12/1979 - 30/06/1981)
  • John Anthony Rawsthorne (09/11/1981 - 04/06/1997)
  • Néstor Hugo Navarro (15/04/1998 - 19/03/2003)
  • Enrique Benavent Vidal (08/11/2004 - 17/05/2013)
  • Jesús Fernández González (10.12.2013 - 08.06.2020)
  • Aurelio García Macías (27.05.2021 -.)

Según el Idescat, la población de Roses en 2016 era de 19.438 personas en una superficie de 45,9 km, la densidad es de 423,4 habitantes por kilómetro cuadrado, muy superior a la media de la Comarca del Alt Empordà (103,2) y al conjunto de Cataluña (234,3 ).

Roses aumenta su población en verano a causa del turismo y recibe 120.000 visitantes, la mayoría de ellos de España, Francia, Alemania y Gran Bretaña.


El término municipal está atravesado por el río Palancia de noroeste a sureste. Se encuentra en el camino natural de Aragón a la Comunidad Valenciana, entre la Serra d'Espadà al norte y la Serra Calderona al sur.

El casco urbano se ubica a 358 m de altura, emplazado sobre dos cerros que emergen de la ribera del río.

La zona de Segorbe estuvo habitada desde mediados del Paleolítico, como atestiguan los restos arqueológicos. Segorbe fue una vez identificado como el antiguo Segobriga, descrita por Plinio el Viejo como la capital de Celtiberia. Sin embargo, las excavaciones arqueológicas han descubierto una extensa ciudad romana en La Mancha que ha sido identificada como Segobriga. [2] Durante el dominio visigodo en Iberia, se convirtió en sede de una diócesis.

En el siglo VIII, Segorbe fue ocupada por moros del norte de África y su catedral se convirtió en mezquita. Segorbe fue la residencia de Zayd Abu Zayd, el último gobernador almohade de Valencia. Tras su conversión al cristianismo, Segorbe se convirtió en base de la conquista de Valencia en 1238. En 1435 pasó a formar parte de las fincas reales del Reino de Aragón.

La Catedral de Segorbe, consagrada en 1534 y ampliada en 1795, está conectada por un puente con el antiguo palacio episcopal. Su torre y su claustro están construidos en planta trapezoidal.

El antiguo castillo de Segorbe quizás se encontraba sobre una acrópolis ibérica. Se originó como un alcázar moro, y vivió su período de mayor esplendor a finales del siglo XV Martín de Aragón celebró aquí su corte. Tras el traslado del centro administrativo al nuevo palacio ducal de la ciudad, éste decayó y, a partir de mediados del siglo XVIII, sus materiales se utilizaron para la construcción del hospital y la Casa de la Misericordia.

  • Iglesia de San Martín, construida en estilo barroco en 1612
  • Iglesia barroca de San Joaquín y Santa Ana (1695)
  • Murallas medievales, anteriores al siglo XIII, que incluyen en su último tramo un acueducto del siglo XIV. Entre sus características destacan el Arco de la Verónica, la Torre Botxi (con una altura de 17,30 m) y el Cárcel Torre (siglo XIV)
  • Ayuntamiento, iniciado en el siglo XVI.
  • Museo Catedralicio
  • Museo de Arqueología y Etnología

También tuvo lugares de interés antiguos, ahora demolidos, en los que se incluyen:

La línea ducal, en el reino de Valencia, cuyos miembros llevan el apellido de Aragó, fue fundada por el rey Fernando I de Aragón quien hizo de su hijo mayor, Enric I, primer señor de Segorbe, duque de Villena, conde de Empúries y conde de Alburquerque. Su hijo Enric II fue creado duque de Segorbe y también fue conde de Empúries, al igual que su hijo Alfons I. El hijo de este último, Francesc I, heredó de su padre el ducado de Segorbe y condado de Empúries, y de su madre ( Joana de Cardona) el ducado de Cardona. No tuvo hijos y la sucesión pasó por su hermana Joana, que estaba casada con Diego Fernández de Córdoba, marqués de Comares. Su hijo Lluis Folc de Cardona-Aragó fue conde de Prades, pero falleció antes que su madre en 1596 y el heredero fue el hijo (nieto de Joana) Enric III d'Aragó Folc de Cardona Córdoba. Su hijo Lluis I lo sucedió y falleció en 1670 y su hijo y sucesor Joaquín I también falleció en 1670. El heredero fue Pere Antoni, hermano de Lluis I. Tras su muerte en 1690, la sucesión fue reclamada por Caterina, hermana de Joaquín, casado con Juan Francisco de la Cerda, duque de Medinaceli. Los duques de Medinaceli recibieron el ducado de Segorbe, el ducado de Cardona y el condado de Empúries.

    1455-1522 1522-1563 1563-1575 1575-1608
  • Enric III 1608-1640
  • Lluis I 1640-1670
  • Joaquín 1670
  • Pere Antoni 1670-1690 1690

A los duques de Medinaceli 1690 (luego pasó a los de Medina y Fernández de Córdoba).

El actual titular del ducado es don Ignacio de Medina y Fernández de Córdoba, duque de Segorbe, que está casado con la princesa María da Gloria de Orleans-Braganza.


Torre de Babel

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Torre de Babel, en la literatura bíblica, estructura construida en la tierra de Shinar (Babilonia) algún tiempo después del Diluvio. La historia de su construcción, dada en Génesis 11: 1-9, parece ser un intento de explicar la existencia de diversos lenguajes humanos. Según Génesis, los babilonios querían hacerse un nombre al construir una ciudad poderosa y una torre "con su cúspide en los cielos". Dios interrumpió la obra al confundir tanto el lenguaje de los trabajadores que ya no podían entenderse unos a otros. La ciudad nunca se completó y la gente se dispersó por la faz de la tierra.

El mito puede haberse inspirado en la torre del templo babilónico al norte del templo de Marduk, que en babilónico se llamaba Bab-ilu ("Puerta de Dios"), en hebreo Babel o Bavel. La similitud en la pronunciación de Babel y balal (“Confundir”) llevó al juego de palabras en Génesis 11: 9: “Por eso se llamó su nombre Babel, porque allí el Señor confundió el idioma de toda la tierra”.

Los editores de Encyclopaedia Britannica Este artículo fue revisado y actualizado por última vez por Adam Augustyn, editor en jefe, contenido de referencia.


¿Cuáles son los principales yacimientos romanos antiguos de España?

1. Baelo Claudia

La ciudad romana de Baelo Claudia en Andalucía es uno de los mejores ejemplos sobrevivientes de una antigua ciudad romana en España. Ubicado directamente en la costa, Baelo Claudia es un hermoso sitio para visitar, con impresionantes vistas y ruinas antiguas.

Hoy en día, Baelo Claudia es un lugar donde el visitante puede observar las características fundamentales de una ciudad romana clásica y hay muchos aspectos del sitio que aún se pueden ver. Estos incluyen el foro y los templos del Capitolio, así como templos de carácter oriental como el dedicado a Isis. Más allá de estos elementos hay una Basílica, edificios administrativos o el archivo municipal, mercado, teatro, baños, murallas y puertas de la ciudad, calles, acueductos y cisternas.

2. Acueducto de Segovia

El Acueducto Romano de Segovia es una de las ruinas romanas mejor conservadas de España y está catalogado por la UNESCO. Con ciertas áreas que aún conservan dos niveles, este impresionante sitio romano es un excelente ejemplo de la enorme escala de los antiguos acueductos romanos y uno de los mejor conservados del mundo.

Este impresionante sitio ahora serpentea a través de Segovia, asomándose sobre la expansión urbana a una altura máxima de casi 30 metros. El mejor lugar para ver el Acueducto de Segovia es probablemente la Plaza de Azoguejo. El Acueducto de Segovia es parte del sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO del casco antiguo de Segovia y su acueducto.

3. Teatro Romano de Mérida

El Teatro Romano de Mérida es una de las ruinas más impresionantes de esta antigua colonia del Imperio Romano. Juntas, estas ruinas, que incluyen el Puente Guadiana y el Anfiteatro de Mérida, forman el conjunto arqueológico de Mérida, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Ahora parcialmente reconstruido, el Teatro Romano de Mérida está muy bien conservado, especialmente en sus niveles inferiores. Las paredes semicirculares están intactas y la pared trasera del escenario o "frons scenae" con sus columnas de dos niveles ha sido bellamente restaurada.

4. Empuries

El yacimiento de Empúries en Cataluña contiene los restos de una antigua ciudad grecorromana y un campamento militar y es uno de los más antiguos de su tipo encontrados en la Península Ibérica.

En la actualidad, el yacimiento arqueológico se encuentra enclavado entre el pueblo costero de Sant Marti d'Empuries y l’Escala, en la Costa Brava. Los restos en el sitio incluyen las ruinas del mercado y el puerto griegos, una antigua necrópolis, así como las paredes de la era romana, los mosaicos, el anfiteatro y la basílica paleocristiana.

La ubicación del sitio en el mar Balear ofrece magníficas vistas, lo que lo convierte en un lugar perfecto para explorar la historia en un entorno pintoresco.

5. Murallas romanas de Lugo

Las murallas romanas de Lugo han sido descritas por la UNESCO como “el mejor ejemplo que se conserva de fortificaciones militares tardorromanas”, un título que realmente merecen. Construido en los siglos III y IV d.C., los muros están increíblemente bien conservados, alcanzando una altura de entre ocho y doce metros y su circuito de más de dos kilómetros permanece íntegramente intacto.

Varios aspectos de las murallas son particularmente impresionantes, incluido el hecho de que cinco de sus antiguas puertas y cuarenta y seis de sus antiguas torres están intactas. Si bien se han realizado adiciones a lo largo de los siglos, lo que hace que las murallas romanas de Lugo sean notables es que son predominantemente romanas. Los visitantes pueden pasear por las murallas romanas de Lugo, una excelente manera de apreciar su naturaleza excepcional y de ver la ciudad.

6. Puente Romano de Córdoba

Construido por los romanos en el siglo I a. C., el Puente Romano de Córdoba, tal como lo describió hacia 1140 el geógrafo árabe Muhammad al-Idrisi, "supera a todos los demás puentes en belleza y solidez". Tiene 16 arcos sostenidos por contrafuertes irregulares semicilíndricos y mide 247 metros de largo por nueve de ancho aproximadamente.

En la quinta temporada de Juego de Tronos, el Puente Romano de Córdoba se duplicó como El Puente Largo de Volantis que atraviesa la desembocadura del río Rhoyne.

7. Acueducto de Tarragona

El impresionante Acueducto de Tarragona es la última sección que queda del antiguo acueducto que servía a la ciudad romana de Tarraco. Hoy en día, el acueducto es un hermoso sitio para visitar, enclavado en los verdes valles y pintorescas colinas de la campiña española.

La sección restante se eleva 90 pies colosales del suelo en su punto más alto, y tiene un nivel superior que contiene 25 arcos con 11 debajo. Los recorridos están disponibles para llevar a los visitantes a través del puente, ¡aunque no son para los pusilánimes!

8. Circo Romano de Mérida

El Circo Romano de Mérida era un vasto estadio deportivo con capacidad para 30.000 personas. Se considera uno de los más grandes de su tipo en el mundo.

Hoy en día, el circo se encuentra en bastante buenas condiciones para una ruina de este tipo, aún conservando su pista, gradas y pasarelas originales. Ahora hay un centro de visitantes donde los turistas pueden aprender sobre su historia. Al igual que otros sitios históricos de Mérida, el Circo Romano forma parte del Conjunto Arqueológico de Mérida, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

9. Anfiteatro de Tarragona

Parte de la antigua ciudad romana de Tarraco, el Anfiteatro de Tarragona fue construido en el siglo II d.C. y originalmente podía albergar hasta 14.000 personas.

Si bien ha sido dañado a lo largo de los siglos, todavía es posible ver elementos de la estructura original y las áreas de asientos y este sitio romano sigue siendo un excelente ejemplo de las ruinas romanas en España.

10. Parque Arqueológico de Carranque

El Parque Arqueológico de Carranque contiene una serie de ruinas romanas antiguas construidas en el siglo IV d.C. El sitio está formado por una villa bien conservada, conocida como Villa Materno, así como un ninfeo y una basílica. También hay un pequeño cementerio antiguo.

Un buen lugar para comenzar o terminar su viaje es el centro de visitantes, que contiene algunos de los objetos encontrados en el Parque Arqueológico de Carranque, así como modelos de cómo se vería alguna vez.


Ver el vídeo: Ancient Greek and Roman Ruins - Empúries, Spain (Diciembre 2021).